Nuestra Congregación es apostólica y misionera, cada Hermanita de los Pobres de San Pedro Claver está llamada a ser presencia real y tangible de Jesús en nuestros tiempos, cada una responde al llamado que Dios hace, y a través de nuestra consagración religiosa a través de los votos de pobreza, castidad y obediencia, dedicamos nuestras vidas en el seguimiento radical a Jesucristo.

ETAPAS DE FORMACIÓN

  • Pastoral Juvenil y Vocacional

Nuestra Congregación inicia las etapas de formación partiendo de una pastoral juvenil y vocacional que acompaña a la joven en el proceso de maduración en la fe y en el compromiso apostólico, dándole elementos que ayuden a optar por una vocación específica en la Iglesia como respuesta de fidelidad a Cristo en la realidad del mundo.

  • Pre Postulantado

Constituye el período preliminar, la fase de separación, que tiene como finalidad el abandono de la situación precedente, la opción y la primera toma de contacto con un nuevo estilo de vida. Tiene un año de duración..

  • Postulantado

De duración variable, atendiendo a las circunstancias personales de la candidata prepara específicamente para ingresar en la Congregación entrando al Noviciado.

  • Noviciado

El rito de la “toma de hábito” suele ser la ceremonia que simboliza el abandono de la vida anterior y el ingreso en el Noviciado. El Noviciado de duración definida (dos años), es el tiempo de la primera experiencia de vida consagrada, que culmina con la profesión inicial.

  • Juniorado Externo

Es la fase central, el período de prueba de la iniciación a la vida religiosa. Es el tiempo prolongado “explícitamente formativo” (VC 68), que sigue a la primera profesión y precede a la perpetua. La formanda debe asumir progresivamente el propio carisma religioso como su nueva identidad, como el proyecto de Dios al que debe conformarse.

  • Juniorado Interno

“La joven profesa dedicará el último año de votos temporales a una preparación más intensa para su profesión perpetua. Esta etapa proporciona a cada Hermana Juniora herramientas desde una teoría interdisciplinaria que favorece el autoconocimiento, crecimiento humano y espiritual que le permiten entrar en un constante discernimiento y que éste la lleve a optar por Cristo en libertad y responsabilidad, definitivamente

  • Formación Permanente

La Congregación ofrece todos los medios para mantenerse en proceso de formación durante toda la vida.

“...Toda persona humana es un ser en formación. Es exigencia de Dios y de la propia persona, lograr la plenitud de su desarrollo que sólo alcanzará en la configuración con Cristo en “quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia...”


La pastoral vocacional puede  anunciar las convivencias, actividades que realizan en la página de noticias.